COMUNIDAD ISRAELITA NAZARENA DE CHILE

página principal

TRASFONDO HISTORICO RELIGIOSO DE LA NAVIDAD

 

Aporte, Kahal Jail Gadol, Santiago de Chile  /  jailgadol@yahoo.com

 

 

No tenemos ninguna evidencia histórica que muestre que los nazarenos del primer siglo, ni los cristianos que vinieron después, previo al siglo cuarto, celebraron la Navidad durante el mes de Diciembre, y mucho menos que hayan separado la noche del 24 como Noche Buena y el 25 como la fecha del nacimiento de Yeshúa (Jesús).

 

Si esto es así, ¿cómo surgió dicha festividad? ¿Quién la estableció? ¿Cómo fue establecida y por que razones?

 

Quizá sería interesante hacer notar aquí las opiniones de un sociólogo, Axel Capriles M. de ascendencia venezolana, quien en el conocido periódico caraqueño “El Universal” con fecha diciembre 23 de 1996 afirmaba lo siguiente:

 

“La celebración de la Navidad en el mes de diciembre es una perspicaz muestra de la sabiduría y el virtuosismo de la Iglesia Católica en el manejo hábil y práctico de las emociones ligadas al fondo pagano del alma humana. Los evangelios no identifican el día del nacimiento del mesías y los primeros cristianos no celebraban la natividad. En el calendario juliano aparece el 25 de diciembre como día del solsticio de invierno...tiempo en el cual se celebraba en Roma el nacimiento del Sol... en Egipto se celebraba. Era simbolizado por una virgen que daba a luz un niño en diciembre y estaba vinculado al festival popular del nacimiento del dios Horus de su madre Isis. Los creyentes se encerraban en templos escondidos y a medianoche gritaban: “La virgen ha dado a luz”. En Siria, las celebraciones eran bastante parecidas y se mostraba a un niño recién nacido a la multitud. La virgen madre era una forma de la diosa semita Astarté.

Los cultos solares y de fertilidad del solsticio de invierno encontrados en el Mediterráneo y el Medio Oriente, aparecían también en la Europa central y nórdica.

 

La penetración de las religiones solares en Roma se dio, principalmente, a través de la tremenda popularidad que obtuvo en todo el Imperio Romano una vieja deidad persa: el dios Mitra.

Siendo Mitra una divinidad solar, identificada con el Sol Invencible, su natividad caía el 25 de diciembre.

Algunos historiadores piensan que la extensión de la adoración solar sucedió durante el reinado del emperador Heliogábalo (218-222), fijándose el 25 de diciembre como fecha para la celebración del nacimiento del astro inconquistable. Las festividades no solo expresaban las aspiraciones mitráicas de pureza moral e inmortalidad, sino que incluía toda la magia, la sexualidad, el éxtasis orgiástico y la instintividad de las prácticas rituales de la religión de Emesa. En todo caso, es probable que haya sido más bien durante el gobierno del emperador Aureliano (270-275) que se estableció la fecha de celebración del festival pagano “NATALIS SOLIS INVICTI” el cual será más tarde transformado en el “NATALIS CRISTI”.

 

La religión mitráica fue, durante mucho tiempo, uno de los principales rivales del cristianismo primitivo (surgido en el siglo 2). El conflicto de intereses y el enfrentamiento entre estas dos religiones insurgentes se mantuvo durante largo tiempo en un equitativo balance. Pero los cristianos acostumbraban a asistir a los festivales solares y eran movidos emocionalmente por sus rituales. Con una agudeza sicológica extraordinaria y un sentido práctico admirable, los doctores de la Iglesia se dieron cuenta del poder de atracción que el simbolismo, los ritos y las celebraciones del nacimiento del sol invicto ejercían sobre el alma humana. Con el objeto de capturar y canalizar las tendencias inconscientes de la población y como fórmula para transferir la devoción de los paganos... la Iglesia Cristiana escogió el fin de la Saturnalia como fecha del nacimiento de su fundador.

En la época que hoy se llama navidad, los romanos festejaban la “Saturnalia” (17-24 de diciembre) y la “Kalendae” ( 1ro. de Enero). En esta última fiesta, los ciudadanos del Imperio acostumbraban a distribuir e intercambiar regalos llamados “strenae”, como presagio y signos de buena fortuna... la práctica ritual se originaba en la creencia antigua de que, durante esa época, los espíritus y demonios salían para castigar o premiar a los seres humanos... los cristianos egipcios habían comenzado a considerar el seis de enero como el día de la Natividad. La Iglesia de Occidente nunca lo reconoció y fue a comienzos del siglo IV cuando la Iglesia decidió adoptar el 25 de diciembre como la verdadera fecha del nacimiento del mesías. En la Iglesia Oriental, la costumbre fue adoptada posteriormente, introduciéndose en Antioquia en el año 325 aproximadamente.

El motivo que llevó a los llamados “padres de la Iglesia” a transferir y fijar la fecha de la celebración de la Natividad fue la necesidad de contrarrestar y competir con las famosas y muy populares fiestas paganas celebradas ese mismo día”.

 

Los descubrimientos arqueológicos muestran que en el cercano y en el lejano oriente, tanto los persas, como los árabes, como los orientales, celebraban el nacimiento del dios MENI asociado con la Luna de donde procede el dicho de “el hombre de la luna” o “la cara de la luna”.

El Mitraísmo tenía dos días sagrados: el primer día de la semana que vino a ser reconocido como “el venerable día del sol” y diciembre 25 conocido como “Dies Natalis Solis”, es decir, “el nacimiento del sol”.

Así que en el Imperio Romano se celebraban estas tres festividades:

 

Primero: El día del dios MENI, el 24 de diciembre.

Segundo: El día del nacimiento del dios sol, el 25 de diciembre.

Tercero: el primer día de la semana, el venerable día del sol.

 

Mitra fue visto como el protector del ejército de Roma y del soldado romano.

Cuando somos confrontados por estos hechos, no podemos escapar a la conclusión de que la Navidad como es conocida y celebrada hoy, tiene un trasfondo pagano que ha sido mezclado con cristianismo.

 

Las sagradas escrituras describen lo antigua que es la adoración pagana de navidad.

 

Jeremías 10: 1-10 nos advierte de este ÁRBOL DE NAVIDAD (el leño del bosque) que ya desde tiempo anterior al nacimiento de nuestro Mesías, los paganos lo adoraban.

 

Oíd la palabra que YHVH os habla, oh casa de Israel.

Así dice YHVH: El camino de las naciones no aprendáis, ni de las señales de los cielos os aterroricéis, aunque las naciones les tengan terror.

Porque las costumbres de los pueblos son vanidad; pues un leño del bosque es cortado, lo trabajan las manos de un artífice con la azuela; con plata y oro lo adornan, con clavos y martillos lo aseguran para que no se mueva.

Como los espantapájaros de un pepinar, sus ídolos no hablan; tienen que ser transportados, porque no andan. No les tengáis miedo, porque no pueden hacer ningún mal, ni tampoco hacer bien alguno.

No hay nadie como tú, oh YHVH; grande eres tú, y grande es tu nombre en poderío.

¿Quién no te temerá, oh Rey de las naciones? Porque esto se te debe. Porque entre todos los sabios de las naciones, y en todos sus reinos, no hay nadie como tú.

Mas ellos a una son torpes y necios en su enseñanza de vanidades, pues su ídolo es un leño.

Plata laminada es traída de Tarsis y oro de Ufaz, obra de un artífice y de manos de un orfebre; su vestido es de violeta y púrpura; todo ello obra de peritos.

Pero YHVH es el Elohim verdadero; El es el Elohim vivo y el Rey eterno. Ante su enojo tiembla la tierra, y las naciones son impotentes ante su indignación.

 

Tal vez usted pensara que por más que coloque un árbol de navidad, eso no significa que es su ídolo, reflexione en lo siguiente: durante una semana o más que esta montado este árbol, ¿cual es el centro de atracción en su casa durante esos días? No es el arbolito. De seguro coloca los regalos bajo este árbol, por tradición claro, pero con ello esta considerando la provisión dada por este ídolo, tal vez sin darse cuenta, fíjese bien….USTED SE INCLINA EN ADORACIÓN ANTE ESTE ÍDOLO, usted me dirá en que momento, EN EL MOMENTO QUE SE INCLINA A RETIRAR SU REGALO DEBAJO DEL ÁRBOL, se da cuenta. Además puede que lo adorne con luces sin probablemente saber que tiene la connotación de darle fuerza al dios sol que esta renaciendo, antiguamente se adornaba con velas.

 

Quizás usted le quiere dar una connotación espiritual a esta celebración, querer darle un sentido bíblico, pero la verdad es que no lo tiene, pues ADONAI ABORRECE EL PECADO DE MEZCLAR LO SANTO CON LO PROFANO, no es solamente responsabilidad de la Iglesia, también de Israel.

 

¿Recuerdan ustedes EL PECADO DEL BECERRO DE ORO cuando Moisés estaba en el monte santo recibiendo Torah (enseñanza o instrucción, mal llamada ley)?

¿Qué hizo Aarón bajo la influencia de muchos del pueblo?

Construyó un becerro de oro.

¿Y qué hicieron con el becerro de oro?

Pretendieron mezclar lo inmundo con lo santo.

 

Observa la mezcla:

Shemot (Éxodo) 32: 1-5.

 “Estos son tus dioses que te sacaron de la tierra de Egipto”.

 

Mire el verso. 5: “Y viendo esto Aarón, edificó un altar delante del becerro y pregonó Aarón y dijo: Mañana será fiesta para...ADONAI”.

 

¿Ven la mezcla?

Por un lado la inmundicia del becerro de oro como dioses, por el otro lado, “fiesta a Adonai”.

¿Aceptó el Elohim aquella mezcla de lo santo con lo inmundo?

¡En ninguna manera!

Miremos la reacción de Adonai: Verso. 10: “Déjame que se encienda mi ira y los consuma...”

 

Adonai aborrece la idolatría, pero ABORRECE AUN MÁS LA IDOLATRÍA MEZCLADA CON LA SANTIDAD.

¡Esto es peor aun!

 

Pero no solamente fue esto cometido en Israel acabado de salir de Egipto, también después la historia se repite en Samaria.

¿Qué hizo Jeroboam I cuando vio que los hijos de Israel tendrían que ir a Jerusalem a adorar a Adonai?

1 Reyes 12: 26-33.

 

¿Aceptó Adonai esta mezcla de paganismo con Torah (enseñanza o instrucción)?

En ninguna manera. Mire lo que dice la Escritura:

1 Reyes 13: 33,34.

 

No, Elohim no se agrada de esto.

No lo acepta. No es compatible con Su santidad. Es una abominación.

Pensando en “cristianizar” el paganismo, mezclaron la fe con fiestas, fechas y prácticas paganas y el resultado ha sido una abominación al Todopoderoso.

Ahora bien, Elohim siempre ha tenido un remanente.

No todos los israelitas participaron de la adoración al becerro de oro construido por Aarón.

No todos los israelitas participaron en la adoración introducida por Jeroboam.

No todos los creyentes en el imperio romano aceptaron el paganismo introducido por Constantino y sus descendientes.

 

Elohim siempre ha tenido un remanente.

Mire lo que dice Shaliaj (emisario) Shaul en Romanos 11: 1-5.

 

Observa el versículo quinto: “Así también en este tiempo ha quedado un remanente escogido por gracia”.

 

¿Quiénes son el remanente?

Aquellos que no aceptan mezclar lo santo con lo inmundo, que no aceptan mezclar la verdad con la mentira, que no aceptan mezclar la mesa de Adonai con la mesa de los demonios.

 

¿Y quién es quien decide esto?

Usted es el que decide. Usted es el que tiene que llegar a un punto de su vida donde decide si acepta esta abominación de mezclar lo santo con lo inmundo o si decide exclusivamente por lo santo.

 

Tenemos suficientes fiestas dadas por Adonai para que tengamos que adoptar prácticas y costumbres de origen satánico que no tienen por qué introducirse en la forma de vida de los santos.

 

Un hombre valeroso de nuestro pueblo Israel, dijo una vez a nuestros padres:

 Jos 24:15 Y si mal os parece servir a YHVH, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a YHVH.

 

Si le ha nacido el interés en indagar sobre las verdaderas fiestas bíblicas dadas por Adonai, las cuales todas las celebraron Yeshua y sus discípulos, para muestra tenemos la fiesta de la Pascua en Levítico 23:5; Mateo 26:2, 17-19; Marcos 14:12-16; Lucas 2:41-42, 22:1, 7-20; Juan 2:13, 23, 6:4, 13:1-30, 1 corintios 5: 7-8, 11: 23-29.

Como Yeshua dijo sed imitadores de mi, como yo del Padre.

 

  

nazarenos.site90.net